OPOVEMI

El veterinario militar

La actividad laboral de un veterinario militar no especialista se puede dividir en cuatro grandes bloques, tanto en territorio nacional como en distintas misiones internacionales, apoyando a los contingentes desplegados:
  • Asistencia clínica de animales de interés militar (perros y caballos).
  • Dirección técnica de equipos veterinarios de control de plagas, los cuales se encargan de realizar los tratamientos necesarios para asegurar unas óptimas condiciones higiénico-sanitarias.
  • Labores de control oficial en materia de prevención de Legionelosis. Participando como inspector oficial en las campañas de control de instalaciones de riesgo de trasmisión de esta enfermedad.
  • Labores de control oficial en materia de bromatología e higiene de los alimentos. Llevando a cabo las inspecciones oficiales en las distintas instalaciones alimentarias (cantinas, comedores, cafeterías…).